Historia

La historia de El Palace desde su fundación.

  • 1850
  • 1880
  • 1915
  • 1916
  • 1917
  • 1918
  • 1919
  • 1920
  • 1922
  • 1929
  • 1931
  • 1936
  • 1939
  • 1960
  • 1970
  • 1980
  • 1990
  • 2000
  • 2016
  • 2017
  • El concepto de los hoteles Ritz

    Lujo, sofisticación y servicio personalizado.

    César Ritz marcó un punto de inflexión en la hotelería moderna de lujo:

    Habitaciones de espacios amplios, iluminación indirecta, telas ligeras, flores frescas, pintura en las paredes en lugar de papel pintado, chimeneas decorativas y, por primera vez, todas las habitaciones disponían de sus propios baños, con bañera de mármol, paredes de azulejos y tuberías de primera calidad.

    Un servicio de atención al cliente impecable y personalizado era también de gran importancia. Asimismo, se introdujo la cocina gourmet de la mano de Auguste Escoffier, con una gran carta y vinos de calidad, transformando los tradicionales comedores de huéspedes en sofisticados restaurantes.

  • César Ritz (1850-1918)

    Empresario y hotelero suizo considerado el padre de la hotelería moderna.

    A finales del siglo XIX fundó la cadena hotelera Ritz Development Company, revolucionando la historia de la hotelería tradicional e introduciendo el nuevo concepto de hotel de lujo.

    Fundó los hoteles Ritz en París, Londres, Madrid y Barcelona.

    César Ritz falleció en 1918, un año antes de la apertura del Ritz Barcelona

  • Los fundadores del Ritz Barcelona

    En junio de 1917 se formó la empresa Hotel Ritz de Barcelona, SA.

    Los socios fundadores eran Gonzalo Arnús y Francesc Cambó.

    El primer consejo de administración estaba formado por Gonzalo Arnús (presidente), Eusebio Güell (secretario) y Juan Antonio Güell, Lluís Bosch y Francesc Cambó. Posteriormente fue ampliado.

    Jacint Montllor, en aquel momento gerente del Ritz de Madrid, fue propuesto para que se hiciera cargo del proyecto y la gestión del futuro hotel de lujo de Barcelona.

  • Un Ritz en Barcelona

    Después de la Primera Guerra Mundial y en vistas a la Exposición Internacional de Barcelona de 1929, el político catalán Francesc Cambó, apoyado por un grupo de personalidades cercanas a él, pidió a César Ritz construir el primer hotel de lujo en Barcelona para dar un impulso a la ciudad y acomodar a las personalidades más importantes. Esa solicitud era algo excepcional, pues solo se habían abierto hoteles Ritz en las capitales de país, sin embargo, el empresario suizo aceptó.

  • La ubicación del mejor hotel de la ciudad

    Una vez se había formado la empresa Hotel Ritz de Barcelona SA, se adquirió una espléndida ubicación. Se trataba de un privilegiado solar en la esquina de la Gran Vía de les Corts Catalanes con Roger de Lluria, donde se encontraba el Teatro Granvia. Era 1916 y se colocó un letrero anunciando la construcción de lo que iba a ser el mejor hotel de la ciudad.

  • La construcción del hotel

    Los fundadores de la empresa Hotel Ritz de Barcelona SA, Francesc Cambó y Gonzalo Arnús, escogieron a Eduard Ferrés como arquitecto del proyecto.

    La ejecución del fue lenta y complicada debido a la Primera Guerra Mundial, que terminó en 1918. Escasez de materiales, altos precios y los frecuentes disturbios sociales hicieron que la inversión prevista fuera superada varias veces.

    Tres años después de empezar con las obras, las complicaciones se superaron y el Ritz de Barcelona estaba listo para abrir sus puertas.

  • Abierto pero no inaugurado

    En 1919 se vivía una gran inestabilidad social en la ciudad. En febrero de aquel año, estalló una huelga general cuando los sueldos de los trabajadores se redujeron. En consecuencia, se proclamó un decreto en el que se establecía el día laboral de ocho horas. 

    La inauguración estaba prevista para el 22 de octubre, pero no era el clima más adecuado para inaugurar el Ritz. Además, un acto de sabotaje en las tuberías del hotel y una huelga del personal de cocina a finales de septiembre empeoraron la situación. Así pues, la directiva decidió posponer la inauguración oficial y abrir el hotel solo con el personal disponible.

  • Los primeros banquetes

    Uno de los primeros banquetes que preparó el Ritz, fue a principios de 1920, al terminar la huelga de los trabajadores de la restauración. Era para los empleados del Noticiero Univeral que celebraban la introducción de las vacaciones del domingo. 

    A partir de ese momento, el prestigio de la cocina del Ritz fue en aumento y llegó a tener tal prestigio que empezó servir banquetes fuera de sus intalaciones e incluso de la ciudad. En un año, había atendido 288 banquetes con 10.234 comensales.

  • La primera visita Real

    En 1922, el rey Alfonso XIII visitó Barcelona para ver el progreso de las obras del Palacio de Pedralbes y se hospedó en el Ritz. Por primera vez se convertía en un alojamiento real.

    En 1923 se produjo la proclamación militar del general Primo de Rivera. El rey y la reina volvieron a Barcelona, con Primo de Rivera, y una vez más se hospedaron en el hotel, que se encargó de preparar la mayoría de los banquetes celebrados durante su visita.

    En 1924 el Palacio de Pedralbes fue inaugurado oficialmente y toda la corte regresó a Barcelona. El hotel Ritz se llenó de personalidades y se celebraron banquetes para la realeza. Unos meses después, el Ritz recibía a los reyes de Italia.

    A medida que Barcelona se iba promocionando por el mundo, llegaban al Ritz las personalidades más distinguidas que visitaban la ciudad.

  • El Ritz y la Exposición Internacional

    1929 fue un año de visitas oficiales para el Ritz: los reyes de Dinamarca, la reina María de Rumanía y el presidente de la República de Portugal visitaron el hotel a principios de año. 

    El 19 de mayo de 1929, el rey Alfonso XIII declaró abierta la Exposición Internacional de Barcelona. Después de la ceremonia inaugural la realeza y su séquito visitaron la exposición, entre otras cosas, la réplica de una habitación del Ritz. Por la noche se organizó un banquete, en el que el Ritz se encargó de la decoración y del banquete con una atención muy cuidada. 

    Viendo el gran impulso que la exposición había significado para la ciudad, la directiva decidió ampliar el hotel con 60 habitaciones más y otros cuartos, llegando a disponer de un total de 250 habitaciones.

  • Una época de crisis

    Al terminar la Exposición Internacional, Primo de Rivera dimitió y el rey lo remplazó por el general Berenguer. El clima se volvió de nuevo inestable y lleno de tensiones. En febrero de 1931, el general Berenguer convocó elecciones, en contra de la mayoría de los representantes políticos. Las fuerzas antimonárquicas proclamaron la república y la familia real tuvo que retirarse al exilio. Alcalá Zamora fue elegido presidente el 10 de diciembre. 

    Con todos estos acontecimientos, el Ritz sufrió una severa crisis hasta 1931 ya que dejó de asistir gente y, por tanto, disminuyó la ocupación y los ingresos.

  • La incautación del Ritz

    El 22 de julio de 1936, poco después de estallar la Guerra Civil, el hotel Ritz fue incautado por la FOSIG (Federación Obrera de Sindicatos de la Industria Gastronómica) y colectivizado, con la idea de socializar la industria hotelera y eliminar la ostentación, bautizándolo con el nombre de Hotel Gastronómico N.º1. Los sótanos pasaron a ser un refugio antiaéreo.

    Durante esa época también se habilitó como hospital de sangre de la Cruz Roja. Y a principios de 1937, la Generalitat recuperó el hotel, donde acomodó a visitantes oficiales. También fue cuartel de la subsección de salud de los servicios sociales.

    Finalmente, gracias a Josep Tarradellas que no permitió que se convirtiera en la sede del Departamento de Finanzas, el Ritz volvió a recuperar su espíritu.

  • Después de la guerra

    Después de la Guerra Civil, la dirección del hotel cambió, asumiendo el cargo Ramón Tarragó. El nuevo director, detalló un plan de acción y de expansión con disciplina y control estricto.

    A pesar de la guerra, en el Ritz siempre había pan blanco, aunque estaba sujeto a un control muy estricto mediante vales; la electricidad también era irregular, así que el hotel instaló un sistema para producir su propia luz, etc. De esta forma, con dificultades y restricciones, pero un excelente equipo de profesionales, el hotel logró relevantarse.

  • Visitas destacadas durante 1940-1960

    Carmen Polo

    Heinrich Himmler

    John Knittel

    SM Rey Leopoldo de Bélgica

    SM Rey Umberto de Italia

    Salvador Dalí

    Maria Callas

    Elsa Maxwell

    Arthur Rubinstein

  • Visitas destacadas durante 1961-1970

    SM Rey Simeón de Bulgaria               

    John Wayne                                       

    Duke Ellington                                     

    Ella Fitzgerald                                     

    SM Rey Miguel de Rumanía                

    Príncipe Rainiero de Monaco              

    Margot Fonteyn                                  

    Charlie Rivel                                       

    Anita Ekberg   

  • Visitas destacadas durante 1971-1980

    Anthony Quinn                       

    Joseph Cotten            

    Joséphine Baker                    

    Severo Ochoa                        

    Gina Lollobrigida                     

    Xavier Cugat                          

    Sophia Loren                          

    Luís García Berlanga

  • Visitas destacadas durante 1981-1990

    Josep Pla                                                 

    Cary Grant                                              

    Henry Kissinger                                   

    Diego Armando Maradona          

    Pelé                                                             

    Roman Polanski                                  

    Plácido Domingo                                

    Rock Hudson                                         

    Robert Plant                                          

    Alain Delon             

  • Visitas destacadas durante 1991-2000

    Alfredo Kraus                        

    Catherine Deneuve                

    Montserrat Caballé                 

    David Carradine                     

    Roger Moore                          

    Michael Douglas                     

    Frank Sinatra                          

    Anthony Perkins                     

    John Major                              

    Paul McCartney                      

    Josep Carreras                      

    Monique Ritz

  • Visitas destacadas durante 2000-2016

    Woody Allen                                                                

    Paul David Hewson (Bono, U2)                             

    Umberto Echo                                                             

    Whitney Houston                                     

    SM Reina Noor de Jordania                  

    Pierce Brosnan                                                            

    Diane Keaton                                                               

    Mijaíl Gorbachov                                      

    Ken Follet                                                                      

    Patrick Swayze                                                           

    Sir Sean Connery                                      

    David Cornwell                                                            

    Elle Mcpherson                                                           

    Norman Foster                                                            

    Bo Derek                                                                       

    Enrique Iglesias                                        

    Cristina Aguilera                                       

    Catherine Zeta Jones

  • Una reforma integral

    En 2017, el actual El Palace, sigue con una ambiciosa reforma integral con el objetivo de volver a recuperar el esplendor, el estilo clásico y el glamour de los mejores años.

    Se ha puesto especial atención en ofrecer una gastronomía de alto nivel y se han restaurado con minuciosidad las zonas nobles, las suites presidenciales y las habitaciones estándar, con alfombras hechas a mano, antigüedades restauradas y reproducciones fieles de objetos como lámparas y cortinas.

    Una de las obras más destacadas ha sido la séptima planta, con la creación del Jardín Diana. Un espacio romántico de 750 m2 con más de cincuenta especies vegetales, fuentes, pérgolas y piscina, inspirado en la Barcelona de las años veinte y sus mejores jardines.